¿La electroestimulación para que es eficaz?

La electroestimulación es una técnica que se ha utilizado durante muchos años en terapia para el tratamiento de patologías cuya evolución implicaba una pérdida de fuerza muscular.

La aplicación de la electroestimulación en esos casos producía no solo un mantenimiento funcional del tejido muscular sino que incluso se podía obtener un incremento de la fuerza del músculo tratado, de aquí a que pasara al mundo del entrenamiento deportivo solo había un paso.

En la actualidad se utiliza con eficacia para mejorar el tropismo del músculo en todas las patologías en que se produce una merma de la función del mismo, ya tengan estas un carácter neurológico como las hemiplejías o traumáticas como puedan ser los tratamientos que se realizan tras una intervención de menisco o de LCA.

¿La electroestimulación que es?

La electroestimulación es un sistema de tratamiento de lesiones, de prevención de las mismas y de mejora del rendimiento deportivo en los deportistas. Es un medio por el cual utilizando una pequeña cantidad de energía muy organizada y similar a la que entrega el cerebro a los músculos para que se contraigan obtenemos un resultado idéntico, una contracción eficaz.

La electroestimulación nos ofrece posibilidades extra, y es que al modificar las frecuencias, la duración del impulso y la intensidad conseguiremos estimular fibras rápidas, lentas o intermedias, cosa que nos resulta imposible a voluntad.

Gracias a ello podemos tener a nuestra disposición un método que garantiza una óptima evolución muy eficaz para el Fisioterapeuta, para el deportista y para el entrenador deportivo.

¿Qué es un electroestimulador?

Un electroestimulador es un aparato generador de muy distintos tipos de corriente, según las variables de la misma en cuanto a intensidad, frecuencia, tipo, duración del impulso y reposo, etc., podremos obtener muy distintos resultados, desde producir un efecto relajante a calmar el dolor, desde desarrollar la fuerza y el volumen muscular hasta trabajar un tipo específico de fibras musculares, podremos mejorar tanto la velocidad como la resistencia.

¿Por qué no se usan más los electroestimuladores en el deporte?

Aunque los electroestimuladores son muy útiles en el deporte y su eficacia está más que demostrada por diversos estudios científicos no ha entrado todavía de lleno con fuerza en el mundo del deporte, si acaso ya va sucediendo en el campo profesional pero tiene menos implantación en el aficionado, una de las causas muy posiblemente sea el abuso excesivo que realizan los medios de comunicación acerca de los electroestimuladores como equipos milagro, capaces de permitirnos lograr una musculatura inmensa sin apenas trabajo, en quince minutos y en poquísimo tiempo, resultan afirmaciones tan poco creíbles que en ocasiones lo que se logra es precisamente un rechazo de personas que saben que los resultados se logran con tiempo y esfuerzo, y así es la electroestimulación requiere tiempo y planificación, pero resulta muy efectiva usada correctamente.

¿Hay electroestimuladores de muchos tipos?, ¿Cuál me interesa?

Existen muchos tipos de electroestimuladores, en el pasado la especialización era la clave, habían equipos solo de TENS, equipos para electroestimulación en estética (para tratamiento de la celulitis, glúteos…), equipos específicos para el deporte, en la actualidad hay aparatos que reúnen todas las posibilidades, así que ¿Por qué no adquirir uno que me servirá para casi todo?

¿Qué tipo de corrientes utiliza un electroestimulador?

Un electroestimulador en la actualidad debe usar corriente bifásica simétrica, de forma que no se produzcan los efectos interpolares que hacía que en el pasado se produjeran quemaduras químicas con otro tipo de corriente.

Este tipo de corriente genera alternativamente un impulso negativo en un electrodo y positivo en el otro y acto seguido cambia la polaridad y de este modo compensa los efectos polares, conviene recordar esto cuando veamos sugerir en las imágenes de los electrodos: aquí va el positivo y allí el negativo, ya que es un modo de indicar la colocación que no corresponde al tipo de corrientes que se usan en la actualidad, ya que por cada electrodo se alterna la corriente y esta va cambiando de positiva a negativa invirtiéndose de forma constante la polaridad evitándose así las quemaduras químicas que tan comunes eran en el pasado.

¿Contraindicaciones de la electroestimulación?

Las contraindicaciones de la electroestimulación son las de la baja frecuencia, no son muchas y cada fabricante indica en el manual de su equipo de forma explícita en qué circunstancias está contraindicado el uso de su equipo, de forma breve vamos a enumerar alguna de las más importantes:

► No utilizar en mujeres embarazadas en la zona del abdomen, ni áreas próximas.

► Pacientes con marcapasos.

► En niños.

► Tromboflebitis activas y trombosis.

► Mientras hay estados febriles.

► No utilizar en procesos hemorrágico o próximo a heridas.

► Pacientes con epilepsia, hipersensibles o con procesos tumorales.

La lista es más larga, hemos descrito las más importantes pero aún así aconsejamos siempre atender al manual de instrucciones.

¿Qué puede aportar la electroestimulación al deportista?

La electroestimulación es un nuevo medio para mejorar el rendimiento deportivo y lo consigue porque permite adaptar el tipo de corriente a las necesidades precisas que tiene cada deportista y en cada periodo del entrenamiento o de la recuperación.

Nos permite trabajar las fibras rápidas, lentas o intermedias de nuestra musculatura a voluntad, mejorar la fuerza explosiva, la velocidad o la resistencia a base de programas específicos y todo ello sin el riesgo de lesiones deportivas, aún mejor en el caso de lesión nos sigue facilitando el entrenamiento en nuestro domicilio de la musculatura que no haya sido afectada.

La intensa carga que podemos realizar con EENM no nos supone apenas agotamiento psicológico.

Mejora la circulación local y facilita la relajación

¿La electroestimulación es un método natural?

Cuando por medio de la electroestimulación hacemos llegar un tipo de impulso eléctrico al tejido nervioso motor, este la transmite al músculo y genera una contracción fisiológica, el nervio es el que genera la contracción.

El procedimiento que utilizamos ordinariamente es que el cerebro genera un impulso eléctrico, éste llega a la médula y se transmite al nervio motor que genera la contracción. La diferencia entre ambos es que un impulso lo genera un electroestimulador y el otro el cerebro, lo que llega al músculo es transmitido en ambos casos por el nervio motor.

En resumen si consideramos que natural es que todo el proceso este a cargo de nuestro propio cuerpo, pues no, si consideramos que es natural ya que la contracción la produce el nervio motor, pues sí.

Del mismo modo que si consideramos natural cualquier producto procedente de la naturaleza exclusivamente y sin intervención de maquinaria o equipos, pues ya no quedaría producto natural alguno.

¿Para qué se puede usar la electroestimulación?

La electroestimulación se puede usar esencialmente en tres campos, en terapia tanto en tratamiento del dolor como en la recuperación de las más diversas patologías del sistema músculo esquelético, en estética para lograr un mejor aspecto físico derivado de la lipólisis y el aumento del tono logrado con los entrenamientos diseñados específicamente para ello y en el terreno deportivo se usa especialmente la electroestimulación para lograr mejores resultados por medio de una mejoría en los niveles de fuerza resistencia, fuerza velocidad y fuerza explosiva.

¿Resulta útil la Electroestimulación en combinación con los métodos clásicos?

Es el modo en que la electroestimulación resulta más efectiva, pues la combinación del entrenamiento clásico con el que nos puede proporcionar un buen electroestimulador nos permite aumentar tanto el nivel de carga espacial como el temporal, podemos reclutar más fibras y en menos tiempo con un electroestimulador, de una forma en que no es posible en el entrenamiento clásico y el entrenamiento de toda la vida es imprescindible pues en último término es el que va a permitir transferir al gesto técnico la fuerza que hemos conseguido con la electroestimulación.

¿Cuáles son las ventajas más importantes de un electroestimulador?

Si hubiéramos de destacar una por encima de las demás sería esta: el ahorro de tiempo que supone, ya que nos permite someternos a una sesión intensa de trabajo muscular estando en nuestro domicilio cómodamente sentados.

Además debemos destacar el que es un equipo muy ligero, fácil de llevar, eficaz en el desarrollo de fuerza, que la mayoría de ellos incluyen programas de recuperación, circulatorios y de masaje que contribuyen a una más rápida adaptación al esfuerzo y todo ello con un menor nivel de estrés psicológico.

¿Cuánto tiempo entrenar con un electroestimulador?

Recomendamos entrenar aproximadamente una hora al día, y establecer un programa con seis sesiones semanales que incluyan trabajo compensado entre el tren superior y el tren inferior, es decir que trabajemos Lunes, Miércoles y Viernes tren superior y Martes Jueves y Sábados tren inferior, como recomendación general, ahora bien en relación a un programa de entrenamiento orientado a un deporte en concreto resultará conveniente asesorarse de un especialista que nos permita adaptar el entrenamiento para facilitarnos mejorar nuestro rendimiento en esa especialidad deportiva en concreto.

En los casos en que nuestro especialista en electroestimulación nos lo recomiende podremos incrementar el horario de entrenamiento así como las sesiones, siempre teniendo en cuenta que no debemos llegar a alcanzar en ningún caso un sensación de sobrecarga.